alergias en perros

Alergias en perros

Cuando un perro se rasca repetidamente de forma exagerada, se lame o muerde zonas concretas o si presenta infecciones crónicas en la piel. Los parásitos son lo primero que nos viene a la cabeza. Pero, hay otras causas que producen estos picores como la alergia en perros una reacción de hipersensibilidad del sistema inmunológico, por medio de anticuerpos específicos.

Las alergias más frecuentes son las alimentarias, sustancias de parásitos y ambientales denominadas también dermatitis atópica. Los perros también suelen desarrollar alergias por contacto, y en algunos de los casos, no se puede determinar con exactitud a qué es el perro alérgico.

Los primeros síntomas de alergia aparecen entre el primer y tercer año de vida, disminuyendo su intensidad a la medida que el perro va envejeciendo. Se debe acudir al veterinario quien solucionará rápidamente estos problemas.

Alergias más frecuentes en perros

Alergia ambiental o dermatitis atópica

Las alergias caninas ambientales se manifiestan mediante picazón e inflamación de la piel esta patología crónica requiere de un tratamiento individual a largo plazo para que el perro se sienta lo mejor posible y atenuar en lo posible las molestias que generan. El principal objetivo de los tratamientos es favorecer que el perro tenga una mejor calidad de vida y evitar que desarrolle problemas cutáneos crónicos.

La alergia a diversos agentes ambientales, afecta al 15 % de los perros aproximadamente:

Al polen

La alergia al polen afecta cada vez a un mayor número de perros, cuando llega la primavera el aire se llena de polen que afecta al perro y las rojeces en la piel son señales para reconocer la alergia primaveral en el perro. La picazón se suele extender al hocico, alrededor de los ojos, las axilas, donde la piel del perro es más delicada y también puede afectar a los oídos infectándolos.

Los perros se lamen, mordisquean y también se rascan produciendose lesiones en la piel.

Tratamiento

Ante cualquiera de estos síntomas, se debe acudir al veterinario quien podrá tratar al perro y en el caso necesario, proporcionarle una medicación adecuada que le proteja del polen, generalmente el tratamiento, se realiza con vacunas, antihistamínicos, cortisona o en muchas ocasiones incluso con un champú específico.

Algo muy importante, es evitar la actividad física del perro alérgico cerca de la vegetación a la que es alérgico para no intensificar la reacción alérgica.

Alergia a la saliva de pulgas

Las pulgas pican al perro con su saliva, pero el perro se produce las lesiones cuando se muerde.

La proliferación de garrapatas y pulgas aumenta cuando suben las temperaturas. También incrementamos el tiempo que dedicamos al paseo diario de nuestro perro y pasan más tiempo en los jardines y es el momento donde son parasitados.

Tratamiento

Su veterinario será el que dictamine el tratamiento a seguir, que suele consistir en la eliminación de las pulgas del perro y de la cama donde duerme con insecticidas adecuados.

Prevención

La prevención es sencilla. El veterinario puede recomendar diferentes productos combinados para repeler a los parásitos.

Como las pipetas que son efectivas en el tratamiento contra pulgas, garrapatas y zancudos que se aplican mensualmente sobre la piel del perro. También puede recomendar el collar antiparásitos con una de duración en algunos de hasta 12 meses.

El principal objetivo de los tratamientos es favorecer que el perro tenga una mejor calidad de vida y evitar que desarrolle problemas cutáneos crónicos.

La alergia a diversos agentes ambientales, afecta al 15 % de los perros aproximadamente.

La alergia suele aparecer entre el primer y el tercer año de vida del perro y rara vez en perros más mayores o antes de los seis meses de vida. La alergia puede surgir por la propensión del perro a la hipersensibilidad a un alérgeno.

Alergia alimentaria

Una alergia alimentaria se da cuando un perro ha tomado un alimento específico durante un periodo de tiempo largo antes de que la reacción se produzca. Un perro sano desarrolla una tolerancia inmunológica a los componentes de la comida.

Los alérgenos en el perro son las proteínas o compuestos proteicos de un cierto tamaño que contiene el alimento. Pero, si se reduce la función protectora de la mucosa de los intestinos, los alérgenos podrían atravesar la barrera intestinal y causar una reacción alérgica.

Los síntomas pueden aparecer aproximadamente a los 30 minutos, algunas horas, incluso días o semanas después la ingesta de los alérgenos.

Una alergia estrictamente alimentaría se debe eliminar de su dieta las proteínas a las que el animal es alérgico. Para ello será importante realizar pruebas de alergia para determinar cuáles son las proteínas que le producen alergia y elegir los alimentos específicos que no las contengan.

En la actualidad hay una variada gama de alimentos específicos enfocados al tratamiento de ciertas patologías, entre ellas las enfermedades de la piel. Ayuda a reducir los síntomas de la dermatitis atópica, a mejorar la salud del pelaje y la piel. Así conseguimos que remitan los síntomas, y su calidad de vida sea buena sin necesidad de una medicación adicional.

En las alergias alimentarias, cuando se determina con exactitud la fuente que genera la reacción de hipersensibilidad los síntomas pueden mejorarse, incluso eliminarse. El dueño de la mascota será informado por el veterinario que será quien determine que alimentos puede ingerir el perro y los que es mejor evitar.

Alergia a la saliva de la pulga

En la actualidad se desconoce si algunas razas son más propensas que otras a padecer alergia a la saliva de las pulgas, los perros machos o hembras tienen

las mismas posibilidades a padecer la alergia a las pulgas y los perros machos o hembras tienen las mismas posibilidades de verse afectados.

En la mayoria de veces la alergia a las pulgas está causada por la pulga del gato (Ctenocephalides felis), aunque también puede ser causada por otras especies de pulgas. Esta alergia puede aparecer después del sexto mes de vida del perro.

Las proteínas en la saliva de la pulga son las que causan esta hipersensibilidad.

Tratamiento

Si su veterinario observa que tu perro tiene pulgas, lo más probable es que le recomiende un tratamiento antiparasitario con una medicación antipulgas para controlarlas.

Síntomas de alergia en los perros

Picazón, en la cara, las orejas, las axilas, las ingles y en torno al ano principalmente. Los perros se rascan y frotan estas zonas, lo que en ocasiones puede producir heridas inflamadas y rezumantes causadas por el fuerte picor. A menudo, las bacterias y levaduras colonizan las heridas, intensificando más la picazón.

Arañazos, mordeduras, lametones, irritación con deslizamientos del animal sobre su propio trasero, flancos o abdomen, producidos por la incomodidad que produce la irritación.

Problemas gastrointestinales, desórdenes digestivos como vómitos, diarrea, flatulencias, fuertes dolores de barriga, heces descompuestas o dolor abdominal.

Infecciones en la zona de las patas y las orejas.

Inflamación del conducto auditivo externo de los oídos y frecuentes otitis. Diagnóstico de la alergia canina

Para poder diagnosticar las alergias, el veterinario debe sopesar los diferentes síntomas que presenta el perro. Una descripción física puede ofrecer indicios, como cuando empezaron los síntomas, el lugar del picor o los síntomas en la piel, la existencia de signos parecidos en otros perros de la camada o de sus padres y el momento del año en el que estos ocurren.

Otra información que te puede interesar :

Razas de perros grandes

Cuidados y alimentación del hámster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *