Los gatos duermen muchas horas cotidianas y tener una aceptable cama es muy primordial para su confort. Además, estas mascotas son animales a los que les agrada bastante tener su espacio propio, más que nada para sus instantes de descanso. Aunque compartan contigo tu sofá u otro espacio, una cama para gato le va a hacer estar muy práctico y feliz.

Esta guía quiere enseñarte la diversidad que muestra el mercado para seleccionar una cama para gato. Además te va a ayudar a abarcar varios de los accionar de tu mascota felina. Te responderemos inquietudes recurrentes cuando se tiene un gato como empresa en el hogar y sobre sus prácticas de descanso. No te lo pierdas. Te va a ser de gran ayuda.

Lo más importante

  • Los gatos requieren un espacio relajado en el que reposar. Una cama es ideal, porque ahí va a dejar sus pelos. Pero es preferible colocarla siempre en un espacio que él recurrente, para que la use y le agrade.
  • Hay camas adaptadas a toda clase de gatos. Desde los animales desconfiados o inseguros que desean un rincón resguardado, hasta los que adoran salir y estar afuera, pero requieren una cama que resista a la humedad.
  • Si tu gato quiere reposar en el exterior, es habitual y tiene camas particulares para eso. Si quiere estar contigo o en tu cama, además debe tener un espacio que respete tu espacio y el de el.

Las camas para gato que puedes hallar en el mercado: nuestras favoritas.

En este capítulo vas a conocer una recolección de las cinco camas para gato más populares que hay en el mercado. Además, hemos resumido y relevante cuáles son sus primordiales propiedades para que te resulte más simple comprender todos los productos. De esta forma, tendrás la posibilidad de seleccionar cuál es la cama que más le va a agradar a tu gato.

Cama para gato Cueva

Cama para gato de Invierno

Cama para gato Antiestrés

Cama para gato Ventana

Cama para gato Radiador

Cama para gato Grande

Cama para gato Pared

Cama para gato Mimbre

Cama para gato Iglú

Guía de compras: Lo que tienes que entender de una cama para gato

Es considerable que antes de adquirir una cama para gato sepas las propiedades frecuentes de estas mascotas. De esta forma, tendrás la posibilidad de elegir mejor el producto que le conviene. Aquí, hemos agregado los puntos más destacables sobre las camas para gatos y respondemos las inquietudes más recurrentes sobre esto. Los gatitos hacen que tus ratos de soledad no sean tan fríos.

¿Por que sucede tantas horas mi mascota en su cama para gato?

Aunque en ocasiones se comporten como muy veloces cazadores, los gatos pasan muchas horas descansando. Duermen precisamente el 70% del día y hay que comprender que tienen ciclos de sueño diferentes a el de los humanos. Los niños recién nacidos y los gatos ancianos duermen inclusive más. Por lo cual no te asustes si ves a tu mascota largas horas en su cama.

Hay que reflexionar que, aunque sea un gato casero, en sus prácticas de juego frecuenta hacer movimientos que tienen la posibilidad de cansarlo bastante. Y requiere reponerse. Además, para que tenga buena salud, debe reposar esas horas que su cuerpo le pide.

¿Por qué mi gato requiere su propia cama?

Aunque mires a tu gato pasar horas sobre el sofá o tu cama, tener la suya propia es muy primordial. El animal tiene su espacio, que huele a él y eso les gusta mucho. También existe camas construídas según las pretenciones de cada animal. De esta forma, si es un gato desconfiado, tendrás la posibilidad de darle una que esté cubierta para que se sienta seguro.

Además, estos animales aunque duerman bastante, además hacen enorme entrenamiento del cuerpo en sus horas de juego. Por lo cual requiere una área bien mullida donde reposar su cuerpo. Además es bueno para ellos ofrecerles un material que se ajuste a las condiciones del clima. Eso va a ser muy primordial para su tranquilidad. Ten en cuenta que los gatos son muy pulcros y tu mascota va a necesitar de una cama siempre limpia.

¿Por qué para mí es positivo que mi gato tenga su propia cama?

Para tí, que tu gato tenga su cama te va a aportar varios provecho. No va a dejar sus pelos en tus espacios, sino que quedarán recogidos en su cama. Si tienes alergia, una cama para tu gato es la preferible satisfacción porque no va a dejar el elemento de su piel que te daña sobre tus muebles, sino que este va a quedar en su cama. Y son sencillas de lavar.

No arañará tus muebles sobre los que duerme, una costumbre habitual de los gatos en oportunidades, sino que jugará con su propia cama. Por esto, se sugiere tener numerosas camitas en los sitios donde más le agrada a tu gato reposar.

¿Por qué en ocasiones mi gato se mete a reposar bajo su cama?

Por su naturaleza de cazadores, los gatos requieren sitios donde se sientan resguardados para su descanso, al estilo de las madrigueras. Y además que sean calientes. Un hueco donde obtenga calor y seguridad les resulta muy práctico y, por esto, en ocasiones lo puedes hallar bajo su cama y no sobre ella.

Por esto, se pusieron popular las camas de gatos que tienen alguna clase de cobertura por su lado de arriba. Y además hay personas que ponen una manta sobre la cama. De esta forma, su mascota puede resguardarse con la manta, a la vez que sigue manteniendo el calor de su cama abajo de su cuerpo. El exterior de una cama para gatos puede ser de algodón, felpa, gomaespuma, lana, cuero, látex, plástico o mimbre.

¿Por qué a mi gato no le agrada su cama?

Es posible que tu mascota rechace su cama y siga utilizando los sitios que frecuentaba para reposar antes de tenerla. Hay numerosas causas. Cabe la oportunidad de que la hayas ubicado en un enclave de la vivienda que no le agrada. O es posible que el material con el que está fabricada o rellena no sea de su total gusto, por el tacto o por el olor.

Además, ten en cuenta que los gatos son muy pulcros y tu mascota va a necesitar de una cama siempre limpia. La enorme mayoría se tienen la posibilidad de lavar a máquina. En ocasiones, al irse de la lavadora puede no agradarle que su cama no huela a él. Para eso, colocale alguno de sus juguetes en ese espacio de el. Ten presente sus hábitos para elegir una cama a su gusto.

¿En qué instantes del día mi gato usará más su cama?

Los gatos son más activos cuando amanece y cuando empieza la noche. Por consiguiente, en esos instantes, en los que es más posible que tú estés en “modo de descanso”, tu gato va a estar con ganas de comer, jugar y saltar. Simultáneamente, en las horas en las que tú te mantienes ocupado es cuando más tu gato usará su cama para reposar.

Aunque tu mascota esté en tu casa bien servida de comida, su instinto le transporta a estar más despierta durante la noche, que sería cuando tendría que cazar por su aptitud para ver en la oscuridad. Además, a los gatos les gusta mucho explotar los rayos de sol diurnos para tirarse a reposar con el calor que les aportan. Comunmente, el gato frecuenta utilizar los mismos sitios para su descanso, por lo cual va a pasar un largo tiempo en su cama.

¿Puedo situar la cama de mi gato en el jardín?

Sí se puede. Más que nada para las horas del día en las que tu animal disfrutará del sol a la intemperie. Pero los profesionales sugieren que el animal duerma dentro de casa durante la noche, para resguardarse del frío. Si escoges que siga fuera o ves que tu gato elige estar siempre fuera de casa, guárdale un espacio seguro y cobijado.

Hay camas impermeables y bien protegidas que tienen la posibilidad de ser útil especialmente para que el gato jamás pase frío más allá de que se quede en el jardín de casa. Como siempre con uno de estos chicos felinos, fíjate en su accionar y sus deseo para que esté feliz. Hay mininos que no desean más que estar dentro de casa aunque tengan jardín.

¿Cuál es el más destacable lugar de la vivienda para ubicar la cama de mi gato?

Va a existir que elegir el sitio en funcionalidad del tamaño de la cama y el espacio que va a ocupar. Y además es bueno tomar en cuenta qué parte de la vivienda frecuenta más tu gato y en qué sitios le agrada más acostarse. Además puedes situar numerosas camas para asegurar tus sillas y sofás, puesto que los gatos acostumbran cambiar de lugar según el instante del día.

Cabe acordarse que los gatos son difíciles de vigilar. Ellos ponen las normas y además son de sostener sus hábitos, por lo cual mejor tomar en cuenta sus sitios preferidos para situar su cama. Si no lo haces, cabe la oportunidad de que ignore su cama y siga frecuentando las ubicaciones de la vivienda en las que le agrada reposar. Los gatos son más activos cuando amanece y cuando empieza la noche.

¿Puedo aceptar a mi gato reposar en mi cama?

Tu gato sí puede reposar contigo si de esta forma lo quieres y si lo ves a él práctico. De hecho es una costumbre habitual y bastante gente colocan la cama de su gatito sobre la suya propia, para que el animal tenga su espacio. Una costumbre habitual es la de colocarle la cama sobre la tuya. De esta forma estaréis juntos, pero cada uno con su espacio propio.

Los gatos son animales de prácticas. Cuando son niños recién nacidos les va a gustar mucho reposar cerca de tu cara. Cuando crecen, acostumbran posicionarse a tus pies. A bastante gente les agrada reposar cerca de sus gatos. Aunque tienes que entender que puede despertarte más ocasiones durante la noche, porque se levante o porque te pida comida muy temprano.

¿Qué provecho tiene la posibilidad de tener comunicar la cama con mi gato?

Hay estudios que aseguran que acariciar animales calma el estrés y incrementa la producción de oxitocina. Y algunos aseguran que la gente que tienen un gato en el hogar corren menos compromiso de tener una patología cardiovascular. Los gatos son animales que aportan una muy agradable empresa, por lo cual descarta la sensación de soledad.

Para varias personas, el ronroneo de un gato es muy relajante. Por eso les asiste para reposar, porque los animales acostumbran ponerse más mimosos durante la noche cuando tienen cerca a su dueño. Al animal le encantará recibir el calor de tu cuerpo y comunicar unos instantes contigo. Hay profesionales que aseguran que estrecha los lazos de aprecio. Los gatos son animales de prácticas.
(Fuente: Alena Ozerova: 37827230/ 123rf.com)

¿En qué casos mi gato y yo no deberíamos comunicar cama?

Si tienes alergia a los felinos o asma es preferible reposar en sitios separados. Además, si compartes cama con tu hijo reducido, mejor busca otro lugar para tu gato, porque podría querer reposar bastante pegado al menor. Además, si tienes el sueño rápido ten presente que el gato puede despertarte a lo largo de la noche.

Cabe nombrar que la mayor parte de mascotas tienen la posibilidad de contagiar algunas anomalías de la salud. En la situacion de los gatos, estos son casos aislados, pero puede pasar que el minino contagie a su dueño la llamada patología por arañazo de gato, el chagas o peste bubónica.

¿Debería mi gato reposar en mi cama si le tengo alergia?

La piel de los felinos tiene una proteína llamada Fel d1 que proporciona alergia a varias personas. En ese caso, puedes continuar conviviendo con tu gato, pero siguiendo unas prudencias. Se sugiere cepillar comunmente al animal, remover las alfombras, limpiar bastante el lugar de vida y evadir reposar juntos. Esta más reciente parte es dura para bastante gente.

Simultáneamente, es aconsejable entender que los colchones, edredones, sábanas y tapizados gustan alérgenos. Por esto, es preferible evadir compartirlos. En esta situación, una cama específica para tu gato va a ser un enorme aliado. Puesto que si tiene su propia cama no se acostará sobre las superficies que logre comunicar contigo. Para varias personas, el ronroneo de un gato es muy relajante.

¿Puedo educar a mi gato para reposar donde yo desee?

Los gatos son conocidos por imponer sus normas en vez de acatar las que pongan otros. Pero se le puede educar para que realice algunas cosas que deseamos. Además es verdad que la educación debe empezar desde que llega a tu lugar de vida porque cuando se acostumbre a algo va a ser complicado hacerle cambiar ese hábito.

Además, puedes educarlo, pero dentro de sus deseos. Si le agrada acostarse en el sofá, no le dejes su cama en otra sección de la vivienda. Sitúala sobre el sofá, cerca de él o en una área de altura. Además puedes dejarle golosinas en su cama o en el sitio donde desees que duerma, o una prenda que huela a tí para que no te eche de menos.

Criterios de compra

Las camas para gatos son muy primordiales para tu mascota, que adora tener su espacio propio para asistirle con su descanso. En el momento de seleccionar una u otra, tienes que investigar qué te conviene a ti y más que nada, cuál podría gustarle a tu mascota según su carácter. Para guiarte a seleccionar la preferible cama, aquí analizaremos diferentes aspectos:

  • Tamaño
  • Materiales externos
  • Materiales para el relleno
  • Diseño
  • Camas según el sitio donde se sitúan

Tamaño

Que tu gato quepa de manera correcta dentro de su cama o su colchón es fundamental para lograr que su descanso sea bueno. Muchas camitas son cerradas para ofrecer sensación de seguridad al animal, por lo cual es fundamental que quepa dentro. La cama debe comprarse en funcionalidad de la longitud y peso del animal que la vaya a utilizar.

Hay muchas camas que son en un solo tamaño, por eso es necesario fijarse bien. La mayor parte son idóneas para gatos de tamaño medio, que son los frecuentes. Si tienes una mascota muy extendida u obesa, tienes que prestar más atención a las propiedades del producto que deseas conseguir, más que nada si es un espacio cerrado. Los gatos pasan un largo tiempo descansando.

Materiales externos

La parte externa de la cama va a ser la que brindará un tacto más o menos interesante para tu mascota. Además va a servir para lograr que la cama logre situarse en uno u otro lugar. El exterior de una cama para gatos puede ser de algodón, felpa, gomaespuma, lana, cuero, látex, plástico o mimbre. Hay que elegir el material de acuerdo con la temporada del año.

Materiales para el relleno

El material que rellene la cama de tu gato va a ser clave para su tranquilidad. El suelo no brinda descanso y de hecho, un gato siempre va a estar sobre alguna área de tu casa. Si deseas proporcionarle su espacio, busca una cama que tenga un relleno correcto para que sea mullido y práctico.

Los rellenos frecuentes son de gomaespuma. Aunque si tienes un gato más grande o con inconvenientes de articulaciones, mejor busca una cama rellena de espuma viscoelástica. Si tu mascota tiene alergias, escoge algodón, lana o plumas. Las hamacas o camas de mimbre, propias para el verano, en ocasiones traen un colchón o puedes ponerlo tú.

Diseño

El diseño de una cama para gatos debe escogerse en funcionalidad de cómo duerme nuestra mascota y de su tamaño. Lo importa es que él esté práctico y que use su cama en lugar de tus muebles. Hay una extensa variedad de camas según la forma que tengan. Algunas de las que logramos hallar son estas:

Si tu gato: Cómprale una cama que sea:

  • Duerme estirado Tipo colchón. Hay lisos y hay con los bordes levantados si le agrada apoyar la cabeza.
  • Duerme enroscado Tipo cueva. Oséa, que deje un espacio donde tu mascota se logre resguardar para reposar seguro.
  • Es friolero Tipo saco de reposar. Estos dan la oportunidad de reposar encima cuando hace calor y de meterse dentro y abrigarse cuando el tiempo refresca.
  • Ama las alturas Tipo hamaca. Hay camitas que tienen la posibilidad de engancharse con ventosas o clavos por paredes y ventanas para que el gato duerma en las alturas.
  • Se rasca comunmente las uñas Tipo rascador. Hay camas con formas y materiales idóneos para las uñas de tu gato, tal es así que no arañe tus muebles o su cama de tela.

Camas según el sitio donde se sitúan

Para situar una cama es preferible elegir el sitio que más le agrade a tu gato. Si es bastante más de exterior, busca una que resista a la humedad y que a la vez sea cálida. Si a tu mascota le agrada estar sobre el sofá, coloca cama que quepa en este espacio. Si le se ve bien no estar sobre una área, la preferible alternativa es un cama bien acolchada.

Por su lado, si tu gato es friolero o desconfiado y le agrada esconderse para reposar, colocale una cama cubierta en forma de casita con techo o estilo saco de reposar. Pero si él elige pasar horas asomado a la ventana o subido a algún mueble prominente de tu casa, entonces la preferible alternativa para él es una hamaca.

Resumen

Una cama para gato es perfecto para sugerir un espacio propio a tu mascota y para hacer mejor su confort y descanso. Para tí, que tu gato tenga su propia cama va a impedir que logre perjudicar tus muebles con sus uñas o que los llene de pelos. Además, si tienes alergia, las partículas que te perjudican quedarán agarradas en estos chicos espacios.

Aunque les agrade comunicar tu cama o sofá, dale a tu gato su espacio. Estas mascotas necesitan de intimidad para sentirse prácticos. Hay una extensa variedad de productos en el mercado, en relación de la personalidad de tu gato y de dónde desees colocarlas. Inclusive puedes poner bastante más de una y situarlas en sus rincones favoritos.

Ir arriba