Delfines

Los delfines (Delphinidae) son mamíferos acuáticos emparentados con las ballenas y las marsopas ,famosos por su inteligencia, aparente compasión y alegría.

Hay casi 40 especies de delfines en 17 géneros.

El tamaño de los delfines varía desde 1,2 metros y 40 kilogramos (Delfín de Maui), hasta 9,5 metros y 10 toneladas (la Orca). Sin embargo, la longitud media de la mayoría de las especies norteamericanas es de mas de 4 metros de largo. La mayoría de las especies pesan entre 50 y 200 kilogramos.

Se encuentran en todo el mundo, sobre todo en los mares menos profundos de las plataformas continentales.

.Dieta

Son carnívoros que se alimentan principalmente de peces y calamares. La familia Delphinidae es la más grande de los cetáceos y es relativamente reciente. Los delfines evolucionaron hace unos 10 millones de años, durante el Mioceno (La época del Mioceno es un período de tiempo que se extiende desde unos 23 a 5,3 millones de años antes del presente).

Tienen un cuerpo que se estrecha en ambos extremos, adaptado para nadar rápidamente. Su cabeza contiene el “melón” (un bulto de tejido graso y ovalado que se encuentra en el centro de la frente), que se utiliza para la ecolocalización (los animales no humanos emiten ondas sonoras y escuchan el eco para localizar objetos o navegar).

En muchas especies de delfines, las mandíbulas son alargadas, formando un pico distintivo; sin embargo, en algunas especies, como el delfín mular, tiene una boca curvada que parece una sonrisa fija. Los dientes pueden ser muy numerosos (hasta 250) en varias especies. El cerebro de los delfines es grande y tiene un córtex muy estructurado, al que a menudo se hace referencia en los debates sobre su gran inteligencia.

Los delfines suelen considerarse una de las especies animales más inteligentes. Saltan a menudo por encima de la superficie del agua, realizando a veces figuras acrobáticas. Los científicos no están muy seguros de la finalidad de este comportamiento, pero puede ser para localizar bancos de peces mirando las señales por encima del agua, como las aves que se alimentan de estos peces.

Los delfines también pueden comunicarse con otros delfines para unirse a una cacería, intentando desalojar parásitos, o simplemente haciéndolo por diversión.

El juego es una parte muy importante de la vida de los delfines y a menudo se les puede observar jugando con algas o peleando con otros delfines. Incluso se han visto delfines acosando a otras criaturas, como aves marinas y tortugas. A los delfines también parece gustarles cabalgar sobre las olas y a menudo se les ve “surfear” el oleaje costero y las olas de proa de los barcos.

.Especies de delfines Nombre científico :

Delfín mular Tursiops truncatus

Delfín manchado del Atlántico Stenella frontalis

Delfín manchado pantropical Stenella attenuata

Delfín listado Stenella coeruleoalba

Delfín de dientes rugosos Steno bredanensis

Delfín de Commerson Cephalorhynchus commersonii

Delfín de Héctor Cephalorhynchus hectori

Delfín común

Delfín común de pico largo

Delphinus capensis

Delfín común de pico corto

Delphinus delphis

Delfín gris Grampus griseus

Delfín girador Stenella longirostris

.Reproducción del delfín

Los hábitos reproductivos de los delfines no se definen exclusivamente por la necesidad de perpetuar la especie. Al igual que los humanos, estos cetáceos se aparean por placer con individuos del sexo opuesto, del mismo género o incluso de una especie diferente a la suya, por lo que hablar de hábitos reproductivos en términos estrictos no se aplica a los delfines. Algunos investigadores piensan que su sexualidad recreativa tiene fines sociales.

Cuando se aparean con la intención de tener descendencia, sus hábitos son variados. La edad de madurez sexual depende de la región geográfica en la que habitan, del género y de la especie, pero la mayoría de los delfines alcanzan la madurez sexual entre los cinco y los ocho años de edad. Los machos tardan más y pueden alcanzar la madurez sexual a los 11 años. En ocasiones, empiezan a tener contacto sexual antes de poder reproducirse.

Ahora bien, ¿cómo se reproducen los delfines?

-Antes de la cópula, deben existir las condiciones necesarias para que se produzca. En ocasiones, la madurez sexual no es relevante, pero sí lo es la receptividad de las hembras. La temporada de apareamiento de los delfines mulares y de otras especies dura todo el año, aunque en algunas zonas del mundo pueden producirse más contactos sexuales durante los meses de primavera y otoño.

La edad de madurez de los delfines varía significativamente entre las especies. En el caso de las hembras, la edad puede oscilar entre los 5 y los 13 años y, en el caso de los machos, suele ser mucho más tardía, oscilando entre los 9 y los 14 años.

Las hembras pueden ser receptivas durante los 365 días del año y, al igual que los machos, tienen varias parejas en la misma temporada. Los delfines no son muy directos; esto significa que antes del apareamiento se esfuerzan por llamar la atención del sexo opuesto manifestando un proceso de cortejo bien identificado.

Pueden iniciar el contacto persiguiéndose y dando mordiscos muy suaves a la pareja. Sus ojos adoptan una mirada lánguida y el individuo dominante flota suavemente bajo el cuerpo del delfín pasivo. En el momento previo al apareamiento, el macho toca a la hembra y después se aparean uniendo sus vientres.

El acto es breve y dura unos segundos, aunque puede repetirse varias veces en un breve intervalo de tiempo.

Los machos pueden ser muy agresivos entre sí cuando se trata del derecho a aparearse. Hacen sonidos para advertirse mutuamente y pueden chocar sus cuerpos entre sí. El uso de la aleta caudal es muy común cuando se trata de que los machos intenten mostrar su fuerza.

-La hembra preñada tiene un periodo de gestación según su especie. El tiempo más habitual es entre 11 y 12 meses. Increíblemente, la gestación de una orca dura unos 17 meses, más o menos. Para todas las demás especies, está en ese rango determinado, e incluso la ubicación puede influir en el momento en que nacerá la cría.

Es muy raro que nazcan gemelos, pero hay algunos casos,sin embargo, casi todos los nacimientos son individuales.

Los machos pueden ser muy agresivos con las hembras que no son muy receptivas a los avances, pero si ella es receptiva al macho, entonces él parece estar más relajado. Antes de que se produzca el apareamiento, la pareja de delfines puede tocarse e interactuar mucho. Es probable que la pareja se aparee varias veces a lo largo de unos días.

.Cómo nace el delfín

Cuando una hembra siente que va a dar a luz a su cría, tiende a alejarse de su manada y se separa a una zona cercana a la superficie del agua para facilitar la primera respiración de su cría.

Suelen tener una cría y lo primero que sale del cuerpo de la madre es la cola del delfín. La cría nace midiendo entre 90 y 120 centímetros y pesando aproximadamente 18 kilogramos. Inmediatamente la madre empuja a su cría a la superficie para obtener oxígeno.

El recién nacido tiene la piel oscura y unas bandas más claras que recorren su torso llamadas bandas fetales que desaparecen después de varias semanas. Tanto la aleta dorsal como las aletas pectorales son muy blandas pero se endurecen con el tiempo; la aleta dorsal se endurece a las pocas horas de nacer.

Consumirán la leche de su madre durante un año y hasta los 3 años, aunque se les introduce en el pescado y el calamar cuando tienen unos cuatro meses de edad. La grasa de la leche materna les ayuda a crecer muy rápidamente.

Las crías están coordinadas para nadar, tienen los ojos abiertos y sus sentidos están totalmente alerta.

Al mismo tiempo, otros delfines de la manada se mantienen cerca de las crías y de la madre. Cuando la manada está en movimiento, las crías están en el centro de la misma, con protección a su alrededor para ayudarles a tener la mejor oportunidad de sobrevivir.

.¿Cuántos años vive un delfín?

Los delfines pueden permanecer hasta 4-8 años con su madre.

El comportamiento de las hembras con sus crías es diferente según cada madre. Algunas se sienten cómodas permitiendo a su cría nadar casi libremente, pero otras son más “sobreprotectoras”. Si la cría está sana, la madre está tranquila y su comportamiento es normal, pero si sus crías tienen problemas de salud, se comporta de forma anormal.

Durante los primeros días de vida, el bebé es amamantado cada 20 minutos durante las 24 horas y suele seguir a su madre cuando nada. La lactancia dura de 2 a 3 años, pero los delfines pueden permanecer hasta 4-8 años con su madre, a menudo ayudados por alguna otra hembra.

Una vez destetados, los machos abandonan la manada y se unen a otra, mientras que las hembras pueden vivir en la misma manada que su madre durante toda su vida.

Un delfín maduro suele tener sólo una cría cada 3 a 6 años. Esta lenta tasa de reproducción es uno de los problemas comunes que dificultan el aumento del número de cualquier especie de delfines.

Los delfines pueden tener una larga vida en condiciones naturales. Según la especie, su longevidad oscila entre 20 y 80-90 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *