PERRO BASENJI

Temperamento:
Inteligente,cariñoso,curioso,energético,alerta
Altura: 41 – 43 cm (macho) , 38 – 41 cm (hembra)
Peso: 10 – 12 Kg (macho) , 9 – 11 Kg (hembra)
Esperanza de vida: 12 – 16 años

Acerca del Basenji

El Basenji, el “perro sin barba” de África, es un cazador compacto, de rostro dulce, inteligente y con aplomo. Son mascotas únicas y seductoras, lo mejor para los propietarios que puedan satisfacer sus necesidades de ejercicio y el reto de entrenar a este canino parecido a un gato.
Se reconocen por su pelaje corto y brillante, su cola fuertemente enroscada, su frente arrugada y sus expresivos ojos almendrados que transmiten una variedad de emociones sutiles y humanas. Los basenjis son un espectáculo encantador cuando están parados, pero son aún más impresionantes cuando se les ve corriendo,tan rápidos, cuando exhiben los pasos largos y suaves de un minicaballo de carreras. Y sí, es cierto, no ladran, pero dan a conocer sus sentimientos con un extraño sonido descrito como algo entre un carcajada y un yodel. Los basenjis son fastidiosos y se acicalan como los gatos. Se ha dicho que es una “raza de culto”, pequeña en número, pero quienes tienen la suerte de poseer uno lo hacen con singular devoción.

Cuidados

Nutrición

El Basenji debería estar bien con un alimento de calidad, ya sea fabricado comercialmente o preparado en casa con la supervisión y aprobación de su veterinario. Cualquier dieta debe ser apropiada para la edad del perro (cachorro, adulto o senior). Algunos perros son propensos al sobrepeso, por lo que hay que vigilar el consumo de calorías y el nivel de peso del perro. Los premios pueden ser una ayuda importante para el adiestramiento, pero dar demasiados puede provocar obesidad. Infórmese sobre qué alimentos humanos son seguros para los perros y cuáles no. Debe haber agua limpia y fresca disponible en todo momento.

Aseo

Su corto pelaje es muy fácil de cuidar y, por lo general, sólo requiere un rápido repaso con un cepillo de cerdas suaves, una manopla o un guante de goma para perros cada semana. El cepillado distribuye los aceites de la piel por todo el pelaje para ayudar a mantenerlo sano y con el mejor aspecto posible. Los basenjis no tienen olor a perro y, por lo general, no necesitan ser bañados a menos que se metan en algo particularmente sucio. Como en todas las razas, las uñas del Basenji deben cortarse con regularidad, ya que unas uñas demasiado largas pueden causar dolor al perro, así como problemas para caminar y correr.

Ejercicio

Los basenjis son enérgicos, curiosos y muy activos. Necesitan mucho ejercicio regular para no aburrirse. El aburrimiento puede provocar un comportamiento destructivo. Se requieren largas sesiones de juego en un patio bien cercado o con correa. Un Basenji nunca debe andar suelto, ya que el instinto de caza de la raza es muy fuerte, y el perro podría no ser capaz de resistir el impulso de salir corriendo en una persecución. Darle al perro una salida estructurada para esos instintos y esa energía reprimida puede ayudar enormemente; muchos Basenjis disfrutan en deportes caninos como el rastreo.

Entrenamiento

La socialización temprana y las clases de adiestramiento para cachorros se recomiendan para todas las razas, pero dada la abundante energía, la inteligencia y la inclinación por las travesuras del Basenji, son una necesidad. Se describen a menudo como “felinos”. Aprenden fácilmente en una atmósfera alentadora y gratificante, y con el uso de técnicas de adiestramiento en positivo. También pierden el interés rápidamente, por lo que las sesiones de adiestramiento no deberían durar más de cinco o diez minutos.

Salud

Los Basenji suelen ser perros sanos,pero pueden sufrir problemas de salud como el hipotiroidismo, un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria denominada IPSID y la displasia de cadera canina,un trastorno renal, así como de la atrofia progresiva de la retina.Como en todas las razas, hay que revisar las orejas de los Basenji con regularidad y cepillarles los dientes con frecuencia.

Pruebas de salud recomendadas:

.Evaluación de la cadera
.Evaluación oftalmológica
.Evaluación de la tiroides

Historia

Los basenjis se disputan el título de una de las razas más antiguas. Los paleontólogos nos dicen que los primeros perros domesticados se parecían mucho a los Basenjis. Ya estaban bien establecidos cuando fueron traídos por el Nilo desde el interior de África como regalos para los faraones del antiguo Egipto. Los basenjis están representados en antiguos artefactos egipcios, y también se pueden ver rastros de la raza en el arte antiguo de Babilonia y Mesopotamia.

Estas civilizaciones, antaño poderosas, se derrumbaron hace milenios, pero el Basenji perduró como perro semisalvaje que vivía en las cabeceras de los ríos Nilo y Congo. Los pueblos africanos apreciaban a los basenjis como cazadores versátiles con una vista aguda, una velocidad explosiva y un sentido del olfato muy desarrollado. Los basenjis son conocidos como expertos saltadores verticales, una habilidad desarrollada para explorar presas en las praderas africanas. (El nombre de la raza africana se traduce como “el perro que salta”). El padre Jerome Merolla, un misionero católico del siglo XVII en el Congo, dejó esta descripción escrita de los Basenjis que vio viviendo en estado salvaje: “Estos perros, a pesar de su carácter salvaje, hacen poco o ningún daño a los habitantes. Son pelirrojos, tienen el cuerpo pequeño y delgado y la cola vuelta sobre el lomo”.

Aislado en zonas remotas del continente africano durante miles de años, el singular Basenji permaneció inalterado por las modas y caprichos occidentales. La raza que tanto impresionó a los faraones era prácticamente la misma que se introdujo en Occidente a finales del siglo XIX.

En 1895 se llevó a Inglaterra una pareja reproductora, pero murió poco después. Otra pareja fue llevada a Inglaterra en 1937. Se expusieron como curiosidades naturales, y esta raza desconocida hasta entonces causó tal sensación entre el público británico amante de los perros que se llamó a la policía para que controlara a las multitudes. Pero, de nuevo, se produjo una tragedia: La hembra y una camada de cachorros murieron, dejando sólo al macho, llamado Bois.

Bois fue adquirido por un criador de Boston que había obtenido recientemente una hembra llamada Congo. Esto dio lugar a los primeros Basenjis criados en América. Poco a poco se fueron añadiendo más perros a la reserva genética hasta que, finalmente, el Basenji se estableció en Estados Unidos.

Deja un comentario