Perro Bichón Maltés

PERRO BICHÓN MALTÉS

Temperamento:
Suave, juguetón, encantador
Popularidad de la raza AKC: Ocupa el puesto 37 de 197
Altura: 20-25 cm (macho),20-23 cm (hembra)
Peso: 3-4 kilos
Esperanza de vida: 12-15 años

El pequeño maltés, “Ye Ancient Dogge of Malta”, ha estado sentado en el regazo del lujo desde que la Biblia era una obra en progreso. Famoso por su llamativo pelaje hasta el suelo, el maltés es un compañero juguetón, encantador y adaptable.

Acerca del maltés

Los malteses son perros de juguete cariñosos que pesan menos de dos kilos y están cubiertos por un pelaje largo, liso y sedoso. Debajo del manto totalmente blanco hay un cuerpo compacto que se mueve con un paso suave y sin esfuerzo. La imagen general representa una elegancia y un equilibrio fluidos. El irresistible rostro del maltés con sus grandes ojos oscuros y su nariz negra en forma de gota puede conquistar la sensibilidad más hastiada.

A pesar de su porte aristocrático, el maltés es una mascota resistente y adaptable. Son perros guardianes que no tienen miedo ,encantadores y pequeños atletas en el curso de agilidad. Los malteses son poco peludos, longevos y se alegran de hacer nuevos amigos de todas las edades. A veces son testarudos y voluntariosos, pero responden bien al adiestramiento basado en recompensas.

Más información que te puede interesar :

Cuidados

Nutrición


El maltés debería estar bien con un alimento para perros de alta calidad, ya sea fabricado comercialmente o preparado en casa con la supervisión y aprobación de su veterinario. Cualquier dieta debe ser adecuada a la edad del perro (cachorro, adulto o senior). Algunos perros son propensos al sobrepeso, por lo que hay que vigilar el consumo de calorías y el nivel de peso del perro.

Los premios pueden ser una ayuda importante para el adiestramiento, pero dar demasiados puede provocar obesidad. Infórmese sobre qué alimentos humanos son seguros para los perros y cuáles no. Consulte a su veterinario si tiene alguna duda sobre el peso o la dieta de su perro. Debe haber agua limpia y fresca disponible en todo momento.

PERRO BICHÓN MALTÉS

Aseo


El largo y blanco pelaje del maltés es llamativo y glorioso. Requiere un cepillado suave diario y un peinado a ras de piel para evitar que se formen motas y enredos. El maltés también debe recibir baños regulares y acondicionamiento del pelaje para mantener su mejor aspecto.

Tienen uñas de rápido crecimiento que deben recortarse con regularidad. Revise sus orejas semanalmente y elimine el exceso de pelo o cera y cualquier residuo acumulado.

Dado que los malteses son propensos a padecer enfermedades dentales a medida que envejecen, sus dientes deben cepillarse con frecuencia, idealmente cada vez que se cepille su pelaje. Si el perro tiene un exceso de manchas de lágrimas alrededor de los ojos, se recomienda una visita al veterinario para determinar una posible causa.

Ejercicio


Los malteses están llenos de energía, pero sólo necesitan ejercicio ocasional para mantenerse sanos y felices. Los paseos diarios con su dueño o los saltos en su patio vallado, o incluso en el interior, suelen ser suficientes para mantenerlos en forma.

Entrenamiento


Los malteses son muy inteligentes, y en siglos de ser compañeros de los humanos han aprendido a conseguir exactamente lo que quieren de su gente. Es importante ser coherente con su adiestramiento. Los malteses son atléticos y talentosos y son una opción divertida como compañeros de competición en deportes caninos como la obediencia o la agilidad. Pueden ser testarudos y decididos, pero responden bien a los métodos de adiestramiento positivo.

Salud


El maltés es una raza sana con pocos problemas de salud y suele vivir hasta los dos dígitos. Los criadores responsables examinan a sus ejemplares en busca de problemas de salud como la rótula luxada y anomalías cardíacas como el conducto arterioso persistente (PDA). Se recomienda que los cachorros malteses se sometan a pruebas de ácidos biliares para descartar problemas hepáticos congénitos como la derivación hepática y la displasia microvascular (MVD). Se ha informado de casos de malteses que han desarrollado encefalitis (también conocida como GME).

En este momento, no hay ninguna prueba de detección disponible. La Asociación Americana del Maltés está trabajando con los investigadores para encontrar respuestas y quizás una prueba genética en un futuro próximo. Como en todas las razas de juguete, el mantenimiento dental es importante, y los malteses deben tener sus dientes cepillados diariamente con una pasta de dientes especialmente formulada para perros, así como limpiezas rutinarias en el veterinario.

Pruebas de salud recomendada:

  • Examen cardíaco
  • Evaluación de la rótula

Historia

Malta se encuentra a 60 millas al sur de Sicilia, en medio del mar Mediterráneo. En la antigüedad, la isla era una encrucijada para peregrinos, marineros y ricos comerciantes de tres continentes. Ya en el año 3500 a.C., Malta era un próspero puerto marítimo y una sede de las finanzas y la cultura.

Durante un periodo de 2.000 años que comenzó en el año 1500 a.C., esta estratégica puerta fue conquistada y ocupada por sucesivas oleadas de constructores de imperios marítimos fenicios, griegos, cartagineses, romanos, árabes y normandos, para quienes la isla era un centro de intercambio de productos preciosos, como especias, sedas, piedras preciosas y cierto perrito faldero blanco preferido por las damas adineradas de todo el mundo. Es probable que el maltés fuera introducido en Malta por los fenicios, que gobernaban el Mediterráneo antes del ascenso de Grecia.

Los griegos de los siglos IV y V a.C. quedaron fascinados por la belleza geométrica del maltés y dejaron un rico legado de tesoros específicos de la raza: El “perro de Melitaie” está representado en cerámicas del Siglo de Oro, y Aristóteles se refiere a él como “perfectamente proporcionado”, a pesar de su diminuta estatura.

Los aristócratas del Imperio Romano perfeccionaron el papel del maltés como símbolo de estatus y declaración de moda. Una matrona romana no iba completamente vestida sin un “perro de dama romano” asomando por la manga o el pecho. Incluso el malhumorado emperador Claudio sucumbió al encanto de la raza.

El maltés era un motivo persistente en los mitos, poemas y fábulas romanas en los que la raza simbolizaba la lealtad. Una de las leyendas se refiere a San Pablo, el apóstol peripatético del cristianismo primitivo.

Los Hechos de los Apóstoles relatan el naufragio de Pablo en Malta, donde curó milagrosamente al padre del gobernador romano de la isla, Publio. El agradecido Publio, según cuenta la historia, regaló a Pablo un maltés.

Tras la caída de Roma, fueron los criadores chinos quienes evitaron que el maltés se extinguiera durante la Edad Media europea. Los chinos efectuaron juiciosos cruces con sus razas toy autóctonas y exportaron a Europa un maltés más refinado. Con su inmenso encanto y su llamativo aspecto, no es de extrañar que el maltés fuera un fijo en las exposiciones caninas desde el principio. En la primera exposición de Westminster de Nueva York, en 1877, la raza se exhibió como el Perro de León Maltés.

Deja un comentario