PERRO LEONBERGER

Temperamento:
Obediente,sociable,intrépido,leal,amoroso
Altura: 72 – 80 cm (macho) , 65 – 75 cm (hembra)
Peso: 48 – 75 Kg (macho) , 41 – 59 Kg (hembra)
Esperanza de vida: 8 – 9 años

Una buena elección si eres principiante en el tema perruno,es una raza muy inteligente y aprende rápido,se adapta a una vida en un piso o apartamento,será cariñoso y amable con toda la familia,muy amigable de los niños.Puede tender a babear,es importante que siempre tenga agua.
Es un gigante bonachón,una de sus mayores características y que llaman mucho la atención,es esa cabeza proporcionalmente grande con largas orejas,una gran melena, especialmente en el pecho. Sus ojos son grandes, oscuros y profundos, y su hocico potente y ancho.
Un gran nadador,con las patas palmeadas que le permiten moverse con facilidad en el agua.
Está capacitado para llevar a cabo diversos trabajos, como búsqueda y rescate de personas, también son ideales como perros de compañía. Combina fuerza y agilidad, además de coordinación.Es un perro increíblemente ligero en el movimiento a pesar de su tamaño,mostrando importantes diferencias entre hembras y machos, tanto en tamaño y peso como en forma.

Acerca del Leonberger

El Leonberger es un gigante de pelaje exuberante de origen alemán. Tienen un carácter apacible y una paciencia serena, disfrutan de la compañía de toda la familia.
Es un perro enorme y poderoso, sí, pero también es conocido por su gracia y elegancia aristocráticas. Un macho puede medir más de 70 cm en el hombro y pesar tanto como un humano adulto. Las hembras son más pequeñas, pero siguen siendo un gran perro. Los rasgos distintivos de la raza incluyen un pelaje impermeable de longitud media, exuberantes orejas triangulares, una cola tupida y una máscara negra que enmarca unos amables ojos marrones oscuros. Un rasgo espectacular del pelaje del macho es la melena tipo león que rodea el cuello y el pecho. Un Leonberger bien constituido se mueve con un paso fácil y elástico. Es amigable pero no para nada es tonto. Como perros guardianes y trabajadores de todo tipo,demuestran inteligencia y buen juicio. Necesitan muchos cepillados, un amplio espacio para jugar y un amor ilimitado.

-Cuidados

Nutrición

El Leonberger debería estar bien alimentado con una comida de calidad, ya sea fabricada comercialmente o preparada en casa con la supervisión y aprobación de su veterinario. Cualquier dieta debe ser adecuada a la edad del perro (cachorro, adulto o senior). Algunos perros son propensos al sobrepeso, por lo que hay que vigilar el consumo de calorías y el nivel de peso del perro. Los premios pueden ser una ayuda importante para el adiestramiento, pero dar demasiados puede provocar obesidad. Infórmese sobre qué alimentos humanos son seguros para los perros y cuáles no. Debe haber agua limpia y fresca disponible en todo momento.

Aseo

Los Leonbergers mudan mucho, y dos veces al año mudan aún más. Debe ser cepillado todos los días, especialmente en las zonas de su cuerpo que tienden a formar motas: el pelo largo detrás de las orejas y en la parte posterior de las patas. Un cepillado más exhaustivo debería hacerse una vez a la semana, y dado el tamaño de la raza, esto llevará bastante tiempo. Los Tienen un pelaje exterior grueso y completo y un subpelo más corto y esponjoso. Se puede utilizar un peine metálico y un rastrillo para el subpelo, también uedes utilizar un cepillo de púas para limpiar el pelaje exterior. Además, las uñas deben cortarse cada dos semanas.

Ejercicio

Si vive en un apartamento en la ciudad o en una casa en un terreno suburbano pequeño, puede que esta no sea la raza para usted. Los Leonbergers adultos suelen ser tranquilos y apacibles, pero necesitan hacer algo de ejercicio vigoroso una vez al día. Los cachorros y los adolescentes son activos y exuberantes. Los perros adultos pueden beneficiarse de hacer footing o senderismo con su propietario o seguir el ritmo junto a una bicicleta. Un patio grande con una valla alta y fuerte es el lugar ideal para que corra. Recuerde que son perros de trabajo. El tiro” (es decir, tirar de un carro) y el entrenamiento de agilidad son dos buenas maneras de que un Leo realice la actividad que necesita.

Entrenamiento

Los Leonbergers son muy grandes y fuertes. Además, los cachorros y los adolescentes tienen mucha energía y son extremadamente entusiastas. Teniendo en cuenta estos hechos, el adiestramiento adecuado de la raza es esencial. Los cachorros deben ser socializados exponiéndolos suavemente a una amplia gama de personas, animales y entornos antes de las 20 semanas de edad. Las clases de obediencia en grupo le ayudarán a aprender a ser un compañero y un ciudadano canino con buenos modales. Un Leonberger es probablemente más fuerte que su dueño, e incluso puede superarlo, y es imperativo que aprenda a hacer lo que usted quiere que haga.

Salud

Como en el caso de todos los perros, el ejercicio y la nutrición adecuados, los exámenes veterinarios rutinarios y la prevención de parásitos son claves para una vida feliz y saludable. Los perros de gran tamaño, como los Leonberger, pueden sufrir hinchazón, en la que el estómago se retuerce y los gases quedan atrapados en su interior. La hinchazón puede ser rápidamente mortal, y es importante conocer sus signos, como el babeo, la inquietud, el abdomen agrandado y los intentos de vomitar. Los propietarios de perros de riesgo pueden considerar la medida preventiva de sujetar quirúrgicamente el estómago de su perro a la pared abdominal.

Pruebas de salud recomendadas:
Evaluación de la cadera
Evaluación del codo
Examen oftalmológico (CERF)
Evaluación de la tiroides

Historia

Únicos entre los perros de razas grandes, los Leonberger se desarrollaron ante todo como compañeros. La raza fue idea de Heinrich Essig, un político y empresario del siglo XIX de Leonberg, Alemania. Utilizando San Bernardos y Terranovas, entre otras grandes razas de trabajo, el objetivo de Essig era criar una mascota majestuosa para la realeza europea, un perro realmente digno de un rey. Tuvo un gran éxito, y clientes como Napoleón III, el zar Alejandro II y el príncipe de Gales (más tarde rey Eduardo VII) hicieron cola para añadir este majestuoso compañero a sus cortes reales. Otros famosos propietarios de Leonberger, aristócratas de espíritu si no de sangre, han sido los compositores Richard Wagner y Sergei Rachmaninoff, y el patriota italiano Giuseppe Garibaldi. A pesar de sus orígenes regios, los Leonberger llevan mucho tiempo siendo empleados como perros de trabajo versátiles en granjas, pastos y muelles. Son sorprendentemente ágiles y excelentes nadadores.

Deja un comentario